¿Para qué sirven las botas para caballos?

Las botas para caballos protegen a los cascos permitiendo además desarrollar su función natural, que consiste en la expansión,  contracción y absorción de choques, siendo así respetada la biomecánica del casco. Las botas sólo las lleva mientras trabaje y el resto del tiempo está descalzo, tal como lo diseñó la naturaleza.

¿Qué vida útil tienen las botas?

La respuesta depende de varios factores, siendo los más determinantes tanto el peso del jinete como del caballo, y la pisada de éste, además de la superficie y las horas de trabajo, y la velocidad. Normalmente suelen durar entre 2 y 3 años para los que montan de 2 a 3 veces por semana de manera recreativa. A un jinete activo que entrena a su caballo casi a diario le pueden durar desde un año, hasta un año y medio. La vida útil de la bota de la  policía montada se aproxima a un año. 

¿Realmente las botas van a durar y no se van a perder?

Efectivamente. Sin embargo, al elegir el modelo de botas adecuado hay que tener en cuenta la forma del casco, su tamaño y sobre todo la manera en la que se mueve el caballo. A menudo, los propietarios toman medidas incorrectas de los cascos llegando así a una talla incorrecta de las botas. La forma del casco también puede ser decisiva a la hora de elegir las botas. Por ejemplo, un caballo con los pies recién desherrados y alimentado incorrectamente, con una forma antinatural del casco no podrá calzar las botas Renegade, que requieren una forma natural del casco.

¿Hay que calzar las 4 extremidades del caballo?

Como regla general si el caballo está recién desherrado y queremos seguir montándolo, precisará ser calzado en las cuatro, salvo que se monte en una pista de arena y no trabaje excesivamente; entonces hasta podrá estar descalzo por completo dependiendo de la salubridad de los tejidos podales. Si el caballo ya está descalzo desde hace una larga temporada y ha pasado por la transición o nunca se herró, será él quien mejor nos indicará si necesita también proteger los pies a parte de las manos. Cuando no estamos seguros si comprarle botas para los pies, lo mejor es comenzar con las botas para las manos y observar la comodidad del caballo. Si no se muestra cómodo calzado sólo en las anteriores podemos comprar el par de botas para los pies posteriormente.

¿Qué precio tienen las botas?

Depende del modelo; en general las botas para montar valen entre 150-219 euros el par.

¿Se pueden calzar caballos de todos los tamaños y razas?

Así es, podemos calzar desde los ponis hasta los caballos con cascos tamaño “XL”.